Sed intacta

 

photo-1423278220277-c63a9688ec90

Imagina que mi sed fuese la lluvia torrencial que estabas esperando. Supón que nos cruzamos en Lavapiés y nos derramamos sin previo aviso, en el bar menos esperado.

Es la forma en que un accidente como yo sabe precipitarse en tu vida, como una tromba inesperada.

Seguramente a la segunda copa te confiese que soy árida, que me pesan más los vacíos que las facturas y los años. Porque todas las cosas que me gustan me faltan o me despojan de algo y el alcohol es un buen hilo conductor para trazar estos ángulos muertos.

Mis obsesiones consumen mi tiempo, mis pasiones absorben mis ganas y tú solo me interesas si me apuñalas los pulmones y respiras todo mi aliento.

Es un juego de todo y nada, de mantener el apetito intacto y consumirnos hasta los cimientos. Supón que de las ruinas surge algo nuevo, que no sea exactamente tú ni yo, que no pertenezca a ninguno, pero que forme parte de ambos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: